Promocionar un producto o evento es cada vez más complicado por la cantidad de competencia que existe en el mercado. Aún si el producto es verdaderamente revolucionario, la saturación de anuncios publicitarios y artículos promocionales a la que los consumidores están expuestos, limitan el interés de éstos.

Para lograr un mayor impacto y visibilidad en el mercado, es necesario que conozcas bien tu producto, sus debilidades, fortalezas, competencia y valores que lo hacen diferente o mejor que otro, además de segmentar el público a quien va dirigido.

Una vez que esto sea claro para ti, puedes empezar a diseñar estrategias publicitarias, medios y una campaña final para promocionar tu producto.

Aprovecha los pequeños huecos en el mercado y evita obviar el contexto. Las cosas más simples resultan en proyectos verdaderamente geniales.

¿Necesitas ejemplos? Checa el siguiente video e inspírate de los mejores.